En el actual modo pandemia, nuevas normativas relativas a distintas áreas del derecho, se suman a la orden del día.

En este contexto, un gran número de estudios jurídicos ha sucumbido ante la tentación de ser los primeros emisarios en comunicar las distintas alertas, saturando de información el ciberespacio.

La homogeneidad genera fatiga de contenido entre los lectores, y los clientes ya se están quejando de recibir tanto de lo mismo.

¿Cómo puede tu firma diferenciarse ante este exceso de información que da vueltas en la red?

Para destacar y llegar a las audiencias de una manera que genere nuevas oportunidades comerciales, tu estudio debe adoptar un enfoque diferente al crear su estrategia de marketing de liderazgo intelectual.

En el ejercicio de nuestro trabajo de asesoría comunicacional, hemos tenido la oportunidad de analizar y concluir qué funciona y qué no, en el mercado de ideas COVID-19.

Aquí, compartimos algunas luces, que te ayudarán a escribir contenidos más efectivos.

En primer lugar, recomendamos hacer una pausa y considerar las implicancias de la información… no simplemente replicarla o resumirla, entregando un verdadero valor agregado. Ese análisis crítico será tu elemento diferenciador. La forma de marcar tendencia. La fórmula, para que te sigan. Y en consecuencia, para que te escojan.

En segunda instancia, creemos fundamental conocer a la audiencia a la que nos dirigimos, no dispares a la bandada. Ten en mente a una persona específica con un puesto de trabajo determinado y aborda sus necesidades. Escribe como si le hablaras y explica en términos prácticos lo que en verdad afecta al cliente o a su empresa, aquella nueva normativa o modificación legal. La gente quiere leer contenido que parezca que fue escrito específicamente para ellos y que responda sus dudas.

En este sentido es esencial abordar los efectos de la información explicando por qué es importante. Nuevamente, esto requiere que conozcas a tu audiencia. Esa es la marca de un verdadero líder intelectual.

Una tercera recomendación es que, al considerar sobre qué escribir, busques cuidadosamente aquel ángulo poco explorado que marque la diferencia a la hora de abordar un tema.  Siempre hay distintas aristas, aprovecha tus conocimientos y capacidad de análisis, incluye opinión, en fin, que tu contenido no caiga en el lugar común.

Finalmente, aunque no menos importante, recuerda la importancia de crear titulares claros y únicos. La decisión de entrar o no a leer un contenido viene condicionada en un 80% por la expectación que genera el título.

Tal como define Aristóteles “la comunicación es la búsqueda de todos los medios de persuasión que tenemos a nuestro alcance”. Herramienta clave, para liderar y diferenciarse en un mercado legal de alta competencia.

 

Magdalena Rencoret y Jimena Altuzarra, socias REAL Comunicación Legal

 

 

Leave a Reply